Noticias

Este invierno... ¡Stop manos frías!

Publicado el 23/12/2016

Las mujeres delgadas parecen ser las más propensas a tener las manos frías, algo que los médicos atribuyen a la falta de grasa corporal respecto a las de más peso y a los hombres en general. Las manos, de por sí, se enfrían más que el resto del cuerpo porque la sangre tiene más dificultad en llegar a los extremos, y con el frío los vasos sanguíneos se cierran y la circulación sanguínea disminuye. Así, ya tenemos el contexto ideal para que las manos de muchas mujeres, en invierno, siempre estén frías. Algo que, sin embargo, se puede prevenir o al menos mitigar, con algunos consejos:

- Utilizar manoplas hechas de fibras naturales como algodón o lana, debido a que abrigan más y alejan la humedad de la piel.
- Mover todos los dedos y las muñecas para mantener la circulación de la sangre y así entrar en calor.

Puedes ampliar información accediendo a la noticia Este invierno... ¡Stop manos frías!

902 110 120