¿Puedo asegurar un coche que no está a mi nombre?

Asegurar un coche que no está a mi nombre

Es importante saber que existen tres figuras que intervienen en la contratación de un seguro de coche con obligaciones y derechos diferentes y que no tienen por qué ser la misma persona.

  • Tomador: es el titular de la póliza (persona física o jurídica) que paga la prima y sobre el que recae la mayoría de obligaciones.
  • Propietario: es la persona (física o jurídica) que aparece como titular en el permiso de circulación del vehículo, tiene la obligación de asegurar el coche y es quien cobra las indemnizaciones que tengan que ver con la pérdida total o parcial del mismo.
  • Conductor: persona o personas que van a conducir el vehículo y puede coincidir con el tomador del seguro, el propietario o ser otra persona distinta. Son declaradas en el seguro como conductores del vehículo por el tomador y están bajo su custodia en caso de siniestro.

La edad y la experiencia al volante son clave en el cálculo de la prima del seguro de coche

El precio del seguro de coche es notablemente más alto para un conductor menor de 25 años o una persona que no ha tenido nunca un seguro y por tanto sin experiencia demostrada como conductor, ya que suponen un riesgo superior para las aseguradoras. A medida que los conductores suman años de antigüedad en su carné de conducir y años de experiencia al volante el precio el seguro de coche va descendiendo.

Aunque las condiciones de la póliza pueden variar sensiblemente en función de cada aseguradora, no suele haber problema en que una persona que no es el propietario del vehículo contrate el seguro, excepto en el caso de que este sea una persona menor de 25 años sin carnet de conducir, entonces la aseguradora podría exigirle un documento con el compromiso de no conducir el coche.

Ahora bien, cuando el propietario es menor de 25 años pero tiene carnet de conducir, las aseguradoras suelen obligarle a ser el conductor y tomador del seguro, para evitar el fraude de contratar el seguro a nombre de otra persona como tomador para obtener un precio inferior.

¿Puedo conducir con el seguro de otro?

Para poder conducir un vehículo es imprescindible tener el carnet de conducir en vigor y que el vehículo que vamos a conducir cuente con un seguro de coche o moto que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil del conductor.

Cumplidas estas dos condiciones podemos conducir un coche con toda tranquilidad sin temor a sanciones. Ahora bien, la situación es más confusa legalmente si queremos conducir el coche de un amigo o familiar pues aunque tengamos el carné de conducir en regla, si no figuramos en su seguro no está claro si estaremos cubiertos. La respuesta no es única, lo más probable es que la aseguradora no se haga cargo en caso de accidente, pero hay excepciones.

Básicamente, en términos generales, todos los conductores pueden estar cubiertos si se da alguno de los siguientes requisitos:

  • Que tenga la misma edad o superior que el conductor habitual.
  • Que tenga más años de carnet que el conductor habitual.
  • Que disponga de al menos dos años de carnet.

Aunque dependiendo de las condiciones específicas de cada póliza, puede no ser suficiente en cualquier caso, así que es mejor conocer exactamente el contenido de las condiciones específicas de la póliza contratada.

Otra posibilidad es que la aseguradora en caso de siniestro aplique la regla de equidad. Se aplica cuando existe un riesgo agravado no comunicado, como por ejemplo la existencia de un conductor esporádico menor de 25 años no declarado en la póliza como conductor secundario, ni esporádico u ocasional ni autorizado. Esta regla lo que haría sería reducir la indemnización en la misma proporción que la diferencia entre la prima pagada y la que se debería haber pagado en caso de que el menor de 25 años hubiese estado declarado.

De esta forma las aseguradoras dan tratamiento a la figura del conductor ocasional o esporádico del vehículo, pues no quieren asumir los riesgos que implica que el coche asegurado a nombre del padre sea conducido por el hijo que se acaba de sacar el carné de conducir. 

En FIATC se hace constar en la póliza como conductor del vehículo al de menor edad o al de menor antigüedad de carnet, de esta forma se garantiza siempre la cobertura total contratada sea quien sea el conductor.