¿Qué es un seguro de decesos y cómo funciona?

¿Qué es un seguro de decesos y para qué sirve?

El seguro de decesos tiene como finalidad principal cubrir el fallecimiento de la persona asegurada y los gastos derivados del mismo. Se encarga de atender el servicio de sepelio, ocupándose de todas las cuestiones y elementos que lo componen:

  • Arca, coche fúnebre, preparación y presentación del difunto, capilla ardiente o sala tanatorio y libro de firmas. 
  • Tramitación de la documentación necesaria para la inscripción de la defunción en el Registro Civil.
  • Servicios religiosos y otros complementarios: coronas, vehículos de acompañamiento, recordatorios, etc.
  • Derechos de entrada al cementerio, gastos de inhumación en nicho o incineración con urna para cenizas.

Además de estas coberturas básicas, abarca otras adicionales como traslado del fallecido hasta el cementerio o incineradora, asistencia en decesos, servicio de asistencia jurídica y legal, asistencia en viaje… 

Características del seguro de decesos

La principal motivación para contratar un seguro de decesos es el alto importe que alcanzan los costes de sepelio en nuestro país, que puede variar, e incluso hasta duplicarse, dependiendo de la localidad en cuestión.

Esencialmente, el seguro de decesos cubre los gastos derivados del fallecimiento del asegurado y se caracteriza por garantizar la prestación de un servicio, mientras otro tipo de seguros garantizan una compensación económica cuando se da una situación contemplada en la póliza. Así pues, el seguro de decesos libera a la familia de tener que afrontar tanto los gastos como las gestiones administrativas y los trámites necesarios para el sepelio del asegurado fallecido.

Otra característica a señalar es la forma de pago de los seguros de decesos, que suele ser anual, aunque, algunas aseguradoras, para facilitar su pago, permiten el fraccionamiento semestral y mensual. Sin embargo, cuando la edad es superior a 65 o 70 años (depende de cada aseguradora), el pago de la prima se efectúa de una sola vez cuando se contrata (prima única).

El precio del seguro de decesos depende fundamentalmente de las coberturas contratadas, pero también de la edad del asegurado o asegurados y del coste de los servicios fúnebres en localidad seleccionada. Cuando el seguro se contrata siendo joven, la prima es más baja y, por tanto, supone un desembolso mínimo. Generalmente, cuanto antes se contrate, menor será la cuota a pagar durante toda la vigencia del seguro.

También muy importante es saber que cuando se contrata un seguro de decesos, el derecho a los servicios garantizados se adquiere desde el mismo momento de la contratación, es decir, la prestación se producirá en el momento del fallecimiento del asegurado, sea cual sea el tiempo transcurrido desde la contratación. Por tanto, si ya tienes un seguro de decesos en otra compañía, la antigüedad acumulada no sirve de nada, ya que al cambiar tendrás, desde el primer día, derecho a los servicios garantizados.

El seguro de decesos de FIATC garantiza la cobertura de fallecimiento del asegurado con un servicio funerario de alta calidad en la población del domicilio de residencia del asegurado (España o Andorra).Con flexibilidad para la elección de la funeraria y de todos los componentes del servicio de sepelio (según la categoría del servicio y el capital contratado) y devolución del capital sobrante.

Y además, ofrece otras coberturas y servicios opcionales:

  • Asesoramiento legal: para gestionar todo lo relacionado con la herencia del fallecido.
  • Traslado del fallecido: traslado del cuerpo desde el lugar del fallecimiento al cementerio o planta incineradora dentro del territorio español escogido libremente por los herederos legales. 
  • Gestión de la vida digital: borrado de la presencia del fallecido en redes sociales, blogs y cuentas de correo electrónico si así lo desean los herederos.
  • Trámites de sepelio: servicio de gestoría y asesoramiento para realizar los trámites necesarios en relación con el fallecimiento de los asegurados. 
  • Testamento online: incluye una modificación al año y podrás hacerlo por teléfono, online o, incluso, con el notario en tu propia casa si tu situación personal así lo requiere.
  • Otras coberturas: asistencia en viaje en el extranjero, acceso a servicios dentales y FIATC Life.

¿Cómo funciona un seguro de decesos? 

La prestación del servicio se inicia con tan solo una llamada a la compañía aseguradora, que se hará cargo de todas las gestiones y trámites necesarios para que se lleve a cabo el sepelio.

Las aseguradoras disponen de un teléfono de atención específico para la prestación de los servicios garantizados en el seguro de decesos que funciona las 24 horas los 365 días del año. Cada una de ellas cuenta con un directorio de empresas con las que tiene concertados dichos servicios y será su personal quien se encargue de todos los trámites burocráticos: 

  • certificado de defunción
  • inscripción del fallecimiento en el registro civil
  • gestión con el tanatorio
  • traslado del cadáver a otra localidad o país
  • alquiler de nicho o tumba
  • declaración de herederos…

La familia del asegurado fallecido, con la ayuda del personal de la aseguradora, elegirá la funeraria y los elementos que componen el servicio de sepelio (hasta el límite marcado en su póliza): féretro, el tanatorio, las flores, las esquelas, el funeral y el sepelio.

Y, finalmente, la compañía se hará cargo del pago de todos los gastos generados por el fallecimiento y sepelio del asegurado, y, si estos son inferiores al capital contratado en la póliza, abonará el importe sobrante a los familiares.