¿Qué cubren los seguros a terceros y seguros a terceros ampliados de una moto?

Coberturas del Seguro a Terceros y Ampliado de Moto
El seguro a terceros de una moto es la cobertura más básica para asegurar tu moto, que como mínimo incluye la cobertura de responsabilidad civil obligatoria. Esta es la cobertura con la que al menos debe contar un vehículo para poder circular por la vía pública sin ser sancionado de acuerdo con la ley, ya que garantiza la responsabilidad civil obligatoria del conductor frente a las lesiones y los daños materiales provocados a terceros.
Así, si deseas una cobertura básica que te permita circular legalmente y, además, te ofrezca defensa jurídica, es decir, protección ante reclamaciones de terceros por daños, el seguro a terceros es tu póliza, aunque puede complementarse con otras coberturas que te darán mayor protección y servicios. 

Coberturas básicas del seguro de moto a terceros

Responsabilidad civil obligatoria

Esta es la cobertura básica obligatoria que cubre la responsabilidad civil del conductor frente a las lesiones y los daños materiales provocados a terceros en caso de accidente donde el propio conductor sea el responsable, pero no los daños que sufra él o su vehículo. En ningún caso reparará la moto del conductor considerado culpable ni indemnizará por sus lesiones, ya que estas prestaciones quedarían garantizadas con la cobertura de daños propios que se ocuparía del vehículo y la de daños personales que lo haría de las lesiones del conductor.

Responsabilidad civil voluntaria

Es una ampliación de la responsabilidad civil que complementa la obligatoria incrementando los límites económicos fijados por la ley a fin de poder garantizar las indemnizaciones pertinentes, en caso de no ser suficientes.

Defensa jurídica

Garantiza el pago de los gastos por la defensa jurídica del asegurado en un procedimiento judicial derivado de un accidente de circulación en el que intervenga el vehículo asegurado en póliza y el asegurado, ya sea como causante o como perjudicado contra terceros responsables. En cualquier caso, siempre como consecuencia de un accidente de circulación cubierto en póliza y dentro de los límites fijados en las condiciones generales. 
Esta cobertura comprende defensa penal y constitución de fianzas en causa criminal, reclamación de daños, libre elección de abogado y procurador (hasta los límites establecidos en las condiciones generales), defensa y reclamación jurídica en el extranjero y tramitación de multas.

Coberturas básicas del seguro de moto a terceros

Asistencia en viaje

Esta cobertura presta, desde el km. 0, asistencia en carretera en casos de avería, accidente, falta de combustible, pérdida de llaves o pinchazo y asistencia al conductor y ocupantes cuando la moto no pueda seguir circulando.

Seguro del conductor

Se hace cargo de los daños que pueda sufrir el conductor de un vehículo en caso de accidente grave en el que no haya un tercero responsable. El conductor recibirá una indemnización en caso de lesiones que provoquen invalidez temporal o permanente y en caso de fallecimiento serán los familiares quienes la reciban. También cubre la asistencia sanitaria y los gastos médicos derivados de un accidente producido con ocasión de ocupar como conductor o pasajero el vehículo asegurado, subir o apearse de dicho vehículo  y efectuar cualquier acto para repararlo en ruta.
El seguro de moto a terceros es una opción interesante si tu moto ya no es nueva o si no te preocupan en exceso los daños en ella, sobre todo porque se trata de una prima económica. También puede ser un seguro adecuado si no conduces con mucha frecuencia. En caso de que te interese mejorar tus coberturas, siempre puedes ir un poco más allá con el seguro de motoa terceros ampliado.

Diferencias entre el seguro de moto a terceros ampliado y terceros básicos

La diferencia entre estos dos tipos de seguro, está en que el seguro a terceros ampliado incluye la cobertura de robo y la de incendio para mejorar el nivel de protección del vehículo frente a situaciones que pueden suponer la pérdida total del mismo. 
Incendio: protege al conductor de los daños provocados en su vehículo por incendio o explosión, tanto si el vehículo está aparcado, circulando o siendo remolcado.
Robo: actúa tanto en caso de robo total del vehículo, como frente a los daños provocados por un intento de robo. 
En caso de siniestro total del vehículo por robo o hurto, se indemnizará un porcentaje de su valor venal. Si la sustracción solo fuera de partes fijas del vehículo, se indemnizará un porcentaje de su valor de nuevo.
El seguro de moto de FIATC te ofrece ambas opciones: terceros y terceros ampliados para contar con un nivel de protección mayor, y así afrontar cualquier incidente que se pueda producir.