¿Cuánto cuesta un seguro de ciclomotor, cómo se calcula el precio?

Coste del seguro de ciclomotor
Para elegir el seguro de ciclomotor que mejor se adapta a nuestras necesidades e intereses debemos partir del tipo de protección que deseamos tener en caso de accidente. 
 
A la hora de calcular el seguro de ciclomotor es importante saber, que además del nivel de cobertura y garantías, hay otros factores clave. La edad del conductor, el uso de la moto, el historial de siniestros o el lugar donde vivimos son determinantes para fijar el precio, así como también las características del ciclomotor: la marca, el modelo o la cilindrada.

¿Qué factores intervienen en el precio del seguro de ciclomotor?

Estos son los elementos que influyen en el cálculo de la prima de tu seguro:

Coberturas

Las garantías que incluya tu seguro son el factor que más afecta en el cálculo de la prima de la póliza. Obviamente, cuanta más completa sea la cobertura mayor será el precio.

Lugar de residencia

La ciudad en la que vas a conducir también es un elemento que determinará el precio final. Influye su tamaño y su climatología, es decir, conducir por una ciudad grande y en la que además llueve o nieva con frecuencia tiene mayor riesgo de accidente de circulación y, por tanto, dará como resultado una prima mayor.

El historial de conducción

Si se trata de un buen conductor que apenas presenta partes ni multas, esto supone para las aseguradoras una garantía de que tampoco presentará muchos en el futuro, y, así, la prima de su seguro será más económica.

Perfil del conductor

Comprende tanto la edad del conductor como su experiencia como tal, teniendo como referencia la antigüedad de su carnet de conducir. Así, los conductores mayores de 25 años acostumbran a tener menos accidentes que los más jóvenes y/o menos experimentados, por eso, las compañías aseguradoras habitualmente cobran una prima mayor a estos conductores.

Tipo de ciclomotor

Las compañías aseguradoras tienen muy en cuenta el tipo de ciclomotor y su cilindrada, pues esta influye de forma que, a mayor potencia del motor, la capacidad para alcanzar una velocidad alta también es superior, así como el riesgo de accidente, lo que justifica un precio del seguro más elevado que uno de un vehículo con menor potencia.


¿Qué seguro de ciclomotor contratar?

Si contratas un seguro de moto a terceros, es decir, el más básico y obligatorio para poder circular, que cubre la responsabilidad civil ante daños producidos a terceras personas y vehículos, y tienes una caída en la que no hay un tercero responsable, este seguro no te cubrirá los daños que tú o tu ciclomotor podáis sufrir. Para ello, es necesario alguna garantía adicional, como el seguro del conductor.
El seguro de ciclomotor de FIATC te ofrece: 
 
Una garantía de responsabilidad civil obligatoria y complementaria muy completa, ya que además de cubrirte legalmente en caso de daños a terceros mientras conduces, también lo hace cuando la moto permanece en reposo, como por ejemplo en caso de incendio y explosión.
 
Protección jurídica, también ante sanciones
Ante un siniestro cuentas con defensa jurídica, a tu disposición un gabinete de profesionales especializados para atender cualquier reclamación de daños, tanto las de terceros como las tuyas. Además, este seguro te ofrece la tramitación de multas que incluye asesoramiento y gastos de gestión.
 
Ampliable a otras coberturas
Si crees que puedes necesitar más protección para conducir tu ciclomotor, puedes, opcionalmente, contratar la cobertura de asistencia en viaje, que incluye el traslado del vehículo en caso de siniestro, así como servicio mecánico de urgencia, entre otros servicios. Y, también, la cobertura de accidentes para el conductor que garantiza una indemnización en caso de muerte o invalidez permanente, y unos gastos de asistencia sanitaria derivados de un accidente producido con ocasión de ocupar como conductor o pasajero el vehículo asegurado, subir o apearse de dicho vehículo o efectuar cualquier acto para repararlo en ruta.

Y, ¿si no me aceptan cómo asegurado?

Es importante saber que si un conductor que pretende asegurar su ciclomotor, no es aceptado como asegurado, por motivos, por ejemplo, de su corta edad, por las entidades aseguradoras privadas, entonces, el Consorcio de Compensación de Seguros, excepcionalmente, y tras haber sido rechazado, por, al menos, dos entidades aseguradoras, puede asumir la contratación del seguro obligatorio.
Destacar que el Consorcio no puede actuar como cualquier aseguradora compitiendo con las demás entidades. No tiene carácter comercial ni puede aceptar las solicitudes de seguro que le lleguen por razón del precio.