¿Puedo asegurar una moto que no está a mi nombre o conducirla con el seguro de otro?

Asegurar o Conducir una Moto que NO está a mi Nombre
Según la legislación vigente, todo propietario de un vehículo a motor, ya sea un automóvil, una moto o cualquier otro, que tenga su estacionamiento habitual en España está obligado a suscribir y mantener en vigor un seguro de Responsabilidad Civil. (Artículo 2 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor).
Al propietario de cualquier vehículo se le exige que cuente con el seguro de responsabilidad civil, pero no que sea el titular o tomador del seguro, aunque hay algunas aseguradoras que sí requieren esa coincidencia del propietario y el tomador en la misma persona.
Existen tres figuras jurídicas que intervienen en el seguro de un vehículo: el tomador, el propietario y el conductor, que no tienen por qué ser la misma persona:
 
  • Tomador: es el titular de la póliza (persona física o jurídica) que paga la prima y sobre el que recae la mayoría de obligaciones.
  • Propietario: es la persona (física o jurídica) que aparece como titular en el permiso de circulación del vehículo, tiene la obligación de que el vehículo esté asegurado y sobre el que recaerán las sanciones.
  • Conductor: persona (o personas) que van a conducir el vehículo, a quien protege el seguro, y puede coincidir con el tomador del seguro, el propietario o ser otra persona distinta. Son declaradas en el seguro como conductores del vehículo por él. 
Lo más habitual es que propietario, tomador y conductor sean la misma persona, pero hay ocasiones en que no es así y, entonces, quizás, te surjan estas dudas: ¿es posible asegurar una moto que no es tuya?, o ¿está cubierto el conductor de una moto con el seguro de otro?

¿Puedo asegurar una moto que no está a mi nombre?

Sí, puedes asegurar una moto que no está a tu nombre, salvo cuando su propietario es menor de 18 años. 
 
Si el propietario es menor de 25 años y, además, no tiene carnet de conducir, hay aseguradoras que podrían exigirle un documento declarando que no va a conducir la moto y en el caso de sí tenerlo, podrían obligarle a que figure como conductor principal del vehículo.
 
Estas medidas se justifican porque el perfil del conductor (edad, años de carnet, etc.) es determinante en el precio del seguro de moto. La prima es superior para conductores más jóvenes que no acumulan aún muchos años de carnet de conducir.
De esta forma, las aseguradoras intentan evitar que los clientes menores de 25 años puedan acceder a un seguro por una prima inferior a la que le correspondería por su edad  y experiencia escasa como conductores y que no les cubriría en caso siniestro por incurrir en fraude.
En el seguro de moto de FIATC, el propietario menor de 25 años o el que tenga la menor edad de todas las figuras incluidas en la póliza es el que constará como conductor para que la prima sea la correcta.

¿Puedo conducir una moto con el seguro de otro?

En principio, si conduce otra persona que no es el conductor principal de la moto asegurada, podría estar cubierto, pero no esta no puede ser una afirmación tajante.
Un conductor que no figura en la póliza, puede estar cubierto por el seguro siempre que se den las siguientes dos condiciones exigidas por la mayoría de aseguradoras:
  • Tener más de 25 años, o, como mínimo, la misma edad que el conductor habitual de la moto asegurada.
  • Haber cumplido un tiempo mínimo del carnet de conducir, que suele ser al menos de dos años.
Así pues, si eres un conductor ocasional que sufre un accidente mientras llevas una moto (no asegurada por ti), pero cumples con las exigencias anteriores, estarás cubierto.  
Ahora bien, si eres un conductor habitual que vas a llevar la moto, además del declarado como conductor principal en la póliza, es recomendable comunicar a la aseguradora que te incluya como conductor adicional en la misma. En el seguro de moto de FIATC se hace constar en la póliza como conductor del vehículo, al de menor edad o al de menor antigüedad de carnet, de esta manera se garantiza siempre la cobertura total contratada, sea quien sea el conductor.