¿Qué es un ciclomotor y qué diferencias hay con una motocicleta?

¿Qué es un ciclomotor y qué diferencias hay con una motocicleta?
Se trata de vehículos cuya apariencia es similar y cumplen con la finalidad de facilitarnos los desplazamientos, pero existen diferencias importantes entre una motocicleta y un ciclomotor. La principal viene marcada por la cilindrada y la velocidad que las definen técnicamente, aunque hay otras como la vía por la que pueden circular, los requisitos necesarios para poder conducirlas, etc.

¿Qué es un ciclomotor?

El ciclomotor se caracteriza por tener un motor cuya cilindrada y velocidad están limitadas, no puede superar los 50cc ni los 45 km/h. Ambas particularidades la hacen idónea para desplazamientos cortos, constituyendo un medio de transporte urbano muy adecuado, barato por el bajo consumo de combustible y cómodo de manejar y aparcar. Debido a la limitación de su velocidad, la circulación por autopistas y autovías está prohibida y por vías interurbanas solo si lo hacen por el arcén. 

Requisitos para conducir un ciclomotor

  • La edad mínima para conducir un ciclomotor es de 15 años.
  • Estar en disposición del permiso de conducción necesario AM que se obtiene tras pasar un test psicotécnico, un examen teórico específico de moto y otro práctico en circuito cerrado. O bien, contar el permiso de conducir B.
  • Contar con un seguro de moto obligatorio de responsabilidad civil.

¿Qué es una motocicleta?

La particularidad principal de una motocicleta es que la potencia de cilindrada es superior a los 50cc pudiendo llegar hasta 1.200cc. Su motor puede ser de 2 o 4 tiempos, con capacidad para moverse a una velocidad máxima superior a los 45 km/h que tiene como límite un ciclomotor. Cuanta mayor cilindrada, mayor velocidad podrá alcanzar, pero en definitiva la velocidad máxima genérica a la que se puede circular depende del tipo de vía: en autopistas y autovías es de 120 km/h, en carreteras convencionales de 90 Km/h y en vías urbanas de 50 km/h.

Requisitos para conducir una moto

Dada la amplia variedad de motores y potencias que puede tener una motocicleta, la normativa establece diferentes tipos de carnet para poder circular con ellas en función de la edad (a partir de los 16 años), la experiencia y los conocimientos del conductor. Los tipos de carnet son: A1, A2 y A, y al igual que para los ciclomotores, hay que pasar un psicotécnico y superar pruebas teóricas y prácticas de la Jefatura de Tráfico. También se requiere tener contratado un seguro de responsabilidad civil.
 

Diferencias entre ciclomotor y motocicleta

Las diferencias principales son:
  • Tipo de vehículo: el ciclomotor no es considerado un vehículo de motor por la ley de Tráfico, mientras las motocicletas sí que están consideradas vehículos motorizados.
  • Cilindrada y velocidad: el ciclomotor con una cilindrada limitada a 50cc no supera los 45 km/h como velocidad máxima, sin embargo la cilindrada de las motocicletas debe superar los 50 cc, pudiendo alcanzar hasta los 1.200 cc en función de su tamaño y características, y puede generar una velocidad máxima superior a los 45 km/h.
  • Edad mínima del conductor: a partir de 15 años el ciclomotor y en cambio para poder conducir una moto de 125 cc es necesario tener 16 años y estar en disposición del permiso de conducción A1. La edad mínima para conducir motocicletas depende de su tamaño; a mayor tamaño se requiere mayor edad y otros tipos de carnet. 
  • Tipo de vía por donde pueden circular: el ciclomotor por vías urbanas e interurbanas solo por el arcén y por todo tipo de vías la moto.
  • Permiso de conducir requerido: el del ciclomotor es muy sencillo, mientras el de la motocicleta es diferente en función de su potencia.
Tanto los conductores de motocicletas como los de ciclomotores están obligados a contar con un seguro mínimo obligatorio, de responsabilidad civil, según lo establece la ley. Aunque lo recomendable, dado los riesgos que conlleva la conducción de estos vehículos, es que al menos incluya estas otras garantías: reclamación de daños, defensa jurídica, asistencia en viaje o grúa y seguro al conductor, como por ejemplo un seguro de moto a todo riesgo. Esta última una de las más importantes, ya que en caso de accidente de tráfico sin ella no tendrías cubiertos los gastos médicos del hospital.
 
Con el seguro a terceros de FIATC podrás incluir opcionalmente la cobertura del conductor que garantiza una indemnización en caso de muerte o invalidez permanente, y unos gastos de asistencia sanitaria a causa de un accidente para el conductor o pasajero del vehículo asegurado, al subir o apearse de dicho vehículo o efectuar cualquier acto para repararlo en ruta.