¿Qué cobertura tiene un seguro dental?

Coberturas de un seguro dental

El seguro dental ofrece la cobertura necesaria para garantizar la protección de la salud bucodental mediante unos servicios gratuitos esenciales y el acceso a otros más complejos, a través de un cuadro médico concertado con descuentos importantes sobre su precio. 

Qué Cubre un Seguro Dental y cuáles son sus Ventajas

Estas son las principales ventajas del seguro dental:
  • Prevención bucodental mediante el acceso gratuito a estos servicios básicos: visitas, revisiones y limpiezas y en algunos casos también a fluorización, sellado de fisuras, estudio radiológico, pruebas diagnósticas, extracciones y atención de emergencia las 24 horas del día, dependiendo de la compañía y tipo de póliza contratada.
  • Tratamientos odontológicos (incluyendo cirugías, prótesis, implantes…) con descuentos importantes con respecto a los precios de mercado habituales en centros privados.
  • Flexibilidad para acudir a profesionales de la salud bucal y clínicas dentales de referencia que las aseguradoras ponen a disposición del asegurado para su libre elección.
  • Facilidad en el acceso a los servicios (sin lista de espera) con amplios horarios que se adaptan al ritmo de vida diario.
El seguro dental pone especial énfasis en la prevención de la salud bucodental mediante la odontología preventiva que intenta prevenir y evitar cualquier enfermedad de la boca, con el examen periódico de la misma y el estudio de los hábitos del paciente entre los que son fundamentales los de higiene (aprender a cepillarse los dientes y encías). 
Iniciar la prevención lo antes posible es esencial, ya que favorece la aplicación de técnicas de odontología conservadora que permiten la conservación de la pieza original. Cuando a un paciente se le detecta incipientemente una caries de poca profundidad, se puede restaurar las zonas dañadas sin afectar al resto del diente y aplicar una obturación o empaste. Sin embargo, si se deja pasar el tiempo y el daño se hace más profundo puede llegar a ser necesario hacer uso de implantes dentales para sustituir las piezas originales. 
A veces la prevención no coincide con la conservación de las piezas, como es el caso de las muelas del juicio que algunos dentistas y cirujanos bucales recomiendan extraer incluso cuando todavía no causan ningún problema.