Seguro para perros potencialmente peligrosos (PPP)

Información

El seguro para perros potencialmente peligrosos (PPP) está indicado para propietarios de este tipo de mascotas, es decir, para dueños que tienen un perro de raza peligrosa, aunque también pueden asegurarse perros de razas diferentes. Se trata de un seguro de responsabilidad civil para perros con unas características muy especiales que aumentan el riesgo de producir daños en otras personas o animales, aunque el comportamiento de los animales es impredecible y cualquier perro podría causar perjuicios similares. ¡Presta atención a los beneficios que FIATC te ofrece!

Ventajas del seguro para perros potencialmente peligrosos

Cumplir con la ley: las personas que tengan un PPP están obligadas a contar con un seguro con un capital fijado por ley (varía según la comunidad autónoma).

Cobertura de Responsabilidad Civil para propietarios de perros: este seguro responde por ti como dueño del animal ante los perjuicios que este pudiera ocasionar en un tercero.

Defensa jurídica y fianzas derivadas de los daños anteriores: FIATC tiene a tu disposición un servicio de asistencia jurídica con profesionales que te asesoran sobre temas legales, al mismo tiempo que afronta los gastos que se deriven.

Perros de raza peligrosa, no peligrosa y de caza: este seguro tiene una cobertura amplia que puede abarcar a diferentes tipos de perros.

¿En qué consiste este seguro?

Este seguro para perros es obligatorio por ley, ya que si eres propietario de un PPP debes contar con una póliza en vigor que cumpla con sus características. El único requisito para la contratación es que el animal cuente con un chip mediante el cual figure correctamente registrado.

Sin embargo, más allá de tratarse de un mero requisito legal, hablamos de una solución que te aporta tranquilidad, ya que la principal finalidad de este seguro de responsabilidad civil para perros es proporcionar la cobertura necesaria sobre posibles demandas relacionadas con daños materiales y/o personales causados involuntariamente por el animal a terceras personas.

Más que un requisito legal

Es importante reconocer que los perros de raza peligrosa tienen más posibilidades que otros de perjudicar a los demás debido a las características que los definen, como la fortaleza de su musculatura, de sus mandíbulas o de su peso (se considera potencialmente peligroso todo animal a partir de los 20 kg. de peso). Así, este seguro es una protección esencial si tienes un perro de este tipo, ya que estás expuesto a una mayor responsabilidad que los dueños de otras razas de perros.

Asistencia jurídica completa 

La cobertura de este seguro abarca los daños y perjuicios ocasionados por el perro asegurados en la póliza. Además, están cubiertos los gastos de defensa jurídica ante posibles denuncias o juicios que puedan producirse contra el propietario, así como las finanzas que resulten como consecuencia de estos daños. En otras palabras, si te reclaman una determinada cantidad económica por los daños que tu perro ha causado, este seguro cubre el importe correspondiente hasta el límite de la suma asegurada.