Noticias

TEST PRENATAL NO INVASIVO, PARA UN EMBARAZO SEGURO

Publicado el 15/04/2019

Hasta hace poco, el estudio de enfermedades genéticas (como por ejemplo el Síndrome de Down) durante la gestación solo era posible a través de técnicas invasivas como son la biopsia Corial y la amniocentesis. Ambas conllevan un riesgo para el futuro bebé que se estima aproximadamente en un 0,3-1%, además de ser molestas para la madre.

Seguridad para el futuro bebé
Con la aparición del Test Prenatal no Invasivo, el estudio se puede hacer a partir de una toma de sangre de la madre. Esto ofrece la posibilidad de detectar con gran precisión una anomalía cromosómica del feto, como es el Síndrome de Down, sin riesgo para su vida durante la prueba.

Comodidad para la madre
Para practicar el test, basta con extraer una pequeña muestra de sangre del brazo, como en cualquier análisis de sangre rutinario a partir de la 9ª semana de embarazo y los resultados se conocen en una semana aproximadamente.

Fiabilidad en los resultados
El Test Prenatal no Invasivo en sangre materna ofrece una tasa de detección superior al 99% con menos del 0,1% de falsos positivos. Es decir, detecta el Síndrome de Down con gran eficacia y evita un gran porcentaje de técnicas invasivas. Aunque la detección del Síndrome de Down constituye seguramente el objetivo prioritario del test, se están analizando también el Síndrome de Patau y el Síndrome de Edwards. También ha empezado a ofrecerse información relativa a los cromosomas sexuales e incluso algunas enfermedades genéticas concretas.

Medifiatc incluye esta cobertura para sus asegurados.