¿Se devuelve el dinero sobrante en una póliza de decesos?

¿Se devuelve el dinero sobrante en una póliza de decesos?

El objetivo principal del seguro de decesos es cubrir el fallecimiento de la persona asegurada y los gastos derivados del mismo. Se ocupa de atender el servicio de sepelio, haciéndose cargo de todas las cuestiones y elementos que lo componen: ataúd, coche fúnebre, sala tanatorio, entierro o incineración…, además del asesoramiento y gestión de los trámites legales que conlleva la defunción.

El contrato del seguro de decesos se rige por la ley 50/1980, Ley de Contrato de Seguro, que en su artículo primero, estipula que el contrato de seguro es aquel por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas.

De acuerdo con lo anterior, y una vez finalizada la prestación de los servicios cubiertos por el seguro de decesos, puede suceder que no se haya consumido el capital íntegro contratado en la póliza. En estos supuestos, las compañías de seguros están obligadas por la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (LOSSEAR) a devolver el capital sobrante de un seguro de decesos.

Por otro lado, si la aseguradora no hubiera podido proporcionar la prestación por causas ajenas a su voluntado la de los familiares, estaría obligada a pagar la suma asegurada de la póliza a los herederos del fallecido.

¿En qué casos se puede recuperar el dinero sobrante en una póliza de decesos?

La LOSSEAR, en vigor desde el 1 de enero de 2016, contempla los casos en que una aseguradora está obligada a devolver el dinero de un seguro de decesos.

  • Si el importe total del capital asegurado en la póliza no se consume en su totalidad en la prestación de los servicios funerarios, el dinero sobrante debe ser devuelto al tomador del seguro o a los herederos que figuren en la póliza.
  • Cuando existan dos o más pólizas de seguros de decesos para una misma persona (por ejemplo, uno personal y otro de empresa), la compañía aseguradora que no se haya hecho cargo de los gastos del entierro deberá reembolsar el dinero del seguro de forma íntegra a los herederos. Ahora bien, si los seguros han sido contratados con la misma aseguradora, los asegurados deberán previamente anular uno de ellos, a fin de que la compañía devuelva luego las primas correspondientes a la póliza anulada.
  • Cuando el seguro contratado no se llegue a utilizar para hacerse cargo del coste del servicio de sepelio, la aseguradora deberá reintegrar todo el capital. Sin embargo, esta quedaría liberada de esa obligación si los interesados no le notificaron la imposibilidad de llevar a cabo el sepelio o si este fue realizado por otros medios. 

¿Quién puede recuperar el dinero sobrante de una póliza de decesos?

La compañía aseguradora, tras realizar la liquidación correspondiente, hará la devolución del sobrante que haya excedido del total del capital asegurado en la póliza de decesos al tomador del seguro o, en su defecto, a sus herederos.

Sin embargo, en el contrato de seguro, el contratante o tomador puede dejar estipulado un beneficiario para tales supuestos que recibirá el capital sobrante de la póliza en el caso de haberlo y podrá ser un familiar o una persona ajena a la familia.

Aun así, si el tomador no ha dejado estipulado un beneficiario, el capital sobrante del seguro de decesos será reintegrado a los herederos legales por este orden:

  • Cónyuge
  • Hijos.
  • Herederos: los que tengan esta condición en el momento de la defunción.

¿Cómo obtener la devolución del dinero de un seguro de decesos?

Si eres el beneficiario de alguno de los supuestos que hemos comentado, para pedir el reembolso que corresponda en tu caso, deberás, en primer lugar, verificar la póliza contratada para conocer el capital total que la compañía de seguros estaba obligada a cubrir y averiguar, por tanto, si quedó dinero sobrante.

Si no se consumió la totalidad del capital establecido, podrás reclamar a la aseguradora el reintegro que proceda. El proceso de devolución puede llevar hasta dos meses, que es el tiempo que suele transcurrir hasta que han sido completamente facturados y satisfechos los correspondientes servicios funerarios.

En el caso de que los beneficiarios no estuvieran designados en la póliza, serían los herederos legales los encargados de solicitar el reembolso.

El seguro de decesos de FIATC garantiza la cobertura de fallecimiento del asegurado con un servicio funerario de alta calidad en la población del domicilio de residencia del asegurado (España o Andorra). Con flexibilidad para la elección de la funeraria y de todos los componentes del servicio de sepelio (según la categoría del servicio y el capital contratado) y devolución del capital sobrante.