¿Qué cubre el seguro a todo riesgo de una moto con franquicia o sin franquicia?

Coberturas del seguro de moto a todo riesgo y con franquicia
El seguro a todo riesgo te ofrece proteger tu moto de la manera más completa dentro de las modalidades de seguros de moto, ya que cubre los daños propios frente a cualquier situación imprevista e incluso un accidente en el que esta resulte siniestro total, siendo tú el responsable. Gracias a la cobertura de daños propios, podrás recuperar, según la antigüedad y condiciones de tu póliza, un porcentaje alto o casi la totalidad del valor de tu moto.
Por lo tanto, el seguro de moto a todo riesgo es el más recomendable si tienes una moto recién estrenada, al menos durante los primeros años, y más aún cuanto mayor sea el valor de la misma.

Coberturas del seguro de moto a todo riesgo

Responsabilidad Civil obligatoria

Cualquier póliza de moto debe incluirla por ser obligatoria, y se explica que lo sea porque te protege frente a los daños materiales  que puedas causar a otro vehículo o las lesiones a otro conductor, cuando tú eres el responsable. Pero no cubre, en ningún caso, lo que te pase a ti o a tu moto, para ello es necesario contratar cobertura de daños propios, o el seguro de conductor.

Responsabilidad civil voluntaria

Es una ampliación de la responsabilidad civil que complementa la obligatoria incrementando los límites económicos fijados por la ley a fin de poder garantizar las indemnizaciones pertinentes, en caso de no ser suficientes.

Defensa jurídica

La compañía garantiza una cantidad para el pago de los gastos por la defensa jurídica del asegurado en un procedimiento judicial derivado de un accidente de circulación (cubierto en la póliza) en el que intervenga el vehículo asegurado y el asegurado, ya sea como causante o como perjudicado contra terceros responsables. Normalmente, están limitados por una cuantía máxima que se especifica en las condiciones particulares de la póliza.
Esta cobertura comprende defensa penal y constitución de fianzas en causa criminal, reclamación de daños, libre elección de abogado y procurador (hasta los límites establecidos en las condiciones generales), defensa y reclamación jurídica en el extranjero y tramitación de multas.

Robo e incendio

abarca tanto los daños que puedan producirse en la moto, como la pérdida total de esta por robo o incendio. En caso de pérdida total de la moto por robo o hurto, se indemnizará un porcentaje de su valor venal, y si la sustracción solo fuera de partes fijas, la compensación será un porcentaje sobre su valor de nuevo.

Asistencia en viaje

Incluye asistencia en carretera Km. 0 y garantiza el apoyo imprescindible en aquellas ocasiones en que la moto falle, como en caso de avería fortuita, por un pinchazo de rueda, quedarte sin gasolina, pérdida de llaves... Así pues, de tener contratada esta cobertura, tu compañía se hará cargo de solventar cada situación, facilitándote el servicio necesario en cada una de ellas.

Seguro de conductor

Se hace cargo de los daños que pueda sufrir el conductor de un vehículo en caso de accidente grave en el que no haya un tercero responsable. El conductor recibirá una indemnización en caso de lesiones que provoquen invalidez temporal o permanente y en caso de fallecimiento serán los familiares quienes la reciban. También cubre la asistencia sanitaria y los gastos médicos derivados de un accidente producido con ocasión de ocupar como conductor o pasajero el vehículo asegurado, subir o apearse de dicho vehículo  y efectuar cualquier acto para repararlo en ruta.

Daños propios

Cubre los daños que pueda sufrir tu moto, ya se encuentre esta en circulación o en reposo. La compañía asume los costes de reparación, aunque tú hayas sido el responsable del siniestro y en caso de siniestro total, te garantiza una indemnización máxima que irá disminuyendo a medida que tu moto vaya cumpliendo años.

Equipación técnica del conductor

Fundamental para un motorista que suele utilizar una equipación técnica. Si tras una caída, elementos como el casco, botas, guantes, chaqueta, pantalón y mono, se dañan, FIATC te cubre con una cuantía máxima para repararlos o reponerlos.

Servicio de Manitas

Incluido en las pólizas de personas físicas y no temporales. Previa petición del asegurado, FIATC gestionará este servicio enviando un profesional al domicilio del asegurado para la realización de pequeños trabajos de mantenimiento de su moto en un radio de 50 km:
  • comprobación de niveles e inspección visual del alumbrado.
  • sustitución de consumibles y elementos decorativos.
  • instalación de accesorios, tales como portaequipajes.
  • configuración de dispositivos electrónicos, tales como conexión bluetooth y navegador.
Si tienes una moto de gran cilindrada, tipo BMW, Harley Davidson o Triumph, el seguro de moto de FIATC te ofrece dos niveles de protección: el seguro de incendio más robo o el seguro a todo riesgo de moto con franquicia.

Diferencias entre el seguro de moto a todo riesgo con franquicia y sin franquicia

La diferencia esencial entre estos dos tipos de seguro se encuentra en que, en el caso de reparación o de pérdida total de la moto, el asegurado tiene que abonar una parte de los gastos que coincidirá con la cuantía pactada en dicha franquicia. El asegurado a cambio de asumir ese coste (en forma de franquicia) obtiene una prima más baja, pues el riesgo para la compañía es menor.
La franquicia es una fórmula que permite reducir la prima sin renunciar a coberturas. Cuanto mayor sea la franquicia, menor será la prima a pagar. De esta forma, son los conductores los que deciden si están dispuestos a asumir el riesgo de pagar los costes de tener un accidente
El seguro de moto a todo riesgo con franquicia es una opción interesante si tu moto ya no es nueva y, por tanto, ya no te preocupa tanto los daños en ella, sobre todo porque con la franquicia accedes a una prima más económica que sin franquicia. También puede ser un seguro adecuado si no la usas con mucha frecuencia.