¿Es obligatorio tener el seguro de moto y qué documentación hay que llevar?

Obligatoriedad del seguro de Moto y Documentación
Según la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, todo propietario de un vehículo a motor, ya sea un automóvil, una moto o cualquier otro, que tenga su estacionamiento habitual en España está obligado a suscribir y mantener en vigor un seguro de Responsabilidad Civil. Así pues, tu moto no puede estar desprovista de este seguro.
 
El seguro de responsabilidad civil o seguro obligatorio te cubre, en caso de accidente siendo tú el conductor de la moto y el responsable del mismo, tanto los daños materiales como los daños causados a las personas. Por lo tanto, además de ser un requisito legal indispensable para poder conducir una moto, es esencial para preservar el patrimonio del conductor.  
 
El seguro obligatorio proporciona el nivel más básico de protección, para tener un nivel mayor sería necesario un seguro de terceros ampliado que incluye, además, las coberturas de defensa jurídica para la reclamación de daños y sanciones, la asistencia en viaje y el seguro del conductor. Esta última cobertura es una de las más importantes, ya que en caso de accidente de tráfico sin ella no tendrías cubiertos los gastos médicos del hospital. 
 
Con el seguro de moto a terceros de FIATC puedes incluir, opcionalmente, la cobertura del conductor que garantiza una indemnización en caso de muerte o invalidez permanente, y unos gastos de asistencia sanitaria derivados de un accidente producido con ocasión de ocupar como conductor o pasajero el vehículo asegurado, subir o apearse de dicho vehículo, efectuar cualquier acto para repararlo en ruta.   
 
Ahora bien, los daños de la moto solo quedarían cubiertos si contratas un seguro a todo riesgo.

Documentación obligatoria por ley mientras conduces

Hay dos documentos obligatorios cuando conducimos que, en caso de vernos involucrados en un incidente o, si un agente nos para, nos serán requeridos:
 
  • El permiso de conducir. Es obligatorio para el conductor llevarlo siempre que se conduce o, en su defecto, la autorización provisional expedida por la Jefatura de Tráfico. 
  • El permiso de circulación. Es obligatorio llevarlo en el coche siempre que este circule y junto a la tarjeta de inspección técnica con el último informe de la ITV y la pegatina correspondiente pegada en el parabrisas.  
En cuanto al último recibo del pago de la póliza de seguro, desde 2008 ya no es necesario llevarlo en el coche, aunque nunca está de más.