Seguro de impago de alquileres

Información

El seguro de impago de alquileres es una solución para todos aquellos propietarios que tienen una vivienda alquilada. Si es tu caso, con una póliza de este tipo cuentas con la tranquilidad de garantizar la renta cada mes aunque el inquilino no cumpla con su obligación de pago.

Ventajas del seguro de impago de alquileres

Cobertura de hasta 12 meses por impago del alquiler. Si el inquilino no paga incluso durante un año, tienes garantizado el valor correspondiente.

Defensa jurídica y reclamaciones relacionadas con el contrato de arrendamiento y asistencia jurídica telefónica sobre tus derechos y obligaciones como arrendador.

Adelanto de rentas impagadas una vez iniciado el proceso de desahucio.

¿En qué consiste este seguro?

El seguro de impago de alquileres es ideal para propietarios que alquilan una vivienda a terceros como residencia habitual.

Los beneficios más importantes que puede suponerte este seguro se pueden resumir en los siguientes:

  • El pago del importe de las rentas impagadas por el inquilino o arrendatario y el adelanto de rentas impagadas cuando se haya iniciado el proceso de desahucio dentro de los tres meses posteriores al de inicio del impago, con los límites que se establezcan en la póliza.
  • La protección jurídica del arrendador derivados del contrato de arrendamiento y de la propiedad de la vivienda arrendada. Ante un juicio, este seguro te proporciona asesoramiento en términos jurídicos y los profesionales que necesites para tu defensa.
  • Daños materiales por actos vandálicos del  arrendatario en el continente de la vivienda arrendada (elementos fijos), detectados una vez el inquilino la haya desalojado una vez concluido el proceso de desahucio y siempre con cargo a la cobertura de impago de alquileres.