¿Qué es un seguro médico y qué tipos existen?

Explicación de los seguros médicos y los diferentes tipos que existen
Contratar un seguro de salud garantiza una asistencia sanitaria privada, más flexible frente a la sanidad pública, que permite el acceso fácil y directo tanto al médico de cabecera como a todas las especialidades médicas con amplios horarios que se adaptan al ritmo de vida diario. 
La principal motivación de la contratación de los seguros médicos privados es disponer con rapidez y agilidad de servicios médicos y hospitalarios y así evitar las listas de espera.
En el ámbito de la sanidad privada en los últimos años, las compañías de seguros han ido ampliando su oferta de seguros de salud para hacerlos más accesibles a las familias principalmente y también a segmentos más jóvenes de la población por su creciente interés en el cuidado de la salud.
A la hora de contratar una póliza de salud, conviene conocer los diversos tipos de pólizas médicas que existen en el mercado, que se diferencian por la amplitud de su cobertura sanitaria, el acceso a esta mediante cuadro médico o rembolso de gastos y el tipo de cuota que puede incluir o no copago.
Atendiendo al alcance de la cobertura sanitaria, existen seguros de salud completos que garantizan la asistencia hospitalaria y extrahospitalaria y seguros de salud básicos que, únicamente, garantizan la asistencia extrahospitalaria.
En cuanto al acceso a la cobertura sanitaria, tenemos seguros de cuadro médico o de reembolso de gastos médicos.
En función de si la cuota o prima del seguro incluye o no copago adicional por la prestación de servicios, seguros con copago o sin copago.

Tipos de seguros médicos o de salud

La combinación de las características anteriores da lugar a los siguientes tipos de seguros:

Seguro médico completo

Un seguro de salud completo cubre de forma muy amplia el acceso a servicios de salud como visitas, pruebas diagnósticas, intervenciones, tratamientos y medicina preventiva en todas las especialidades, con asistencia hospitalaria e ingresos incluidos. Puede ser de cuadro médico o de reembolso de gastos. Y, si es de cuadro médico puede ser con copago o sin copago.

Seguro médico básico

El seguro médico básico sin hospitalización es adecuado para aquellas personas que quieren aprovechar los beneficios de la sanidad privada, como la rapidez en la atención médica y la cobertura por parte de los mejores profesionales, sin incurrir en costes elevados. Aunque no cubre la hospitalización y los gastos que conlleva, es un seguro que garantiza unas coberturas esenciales para el cuidado de la salud: visitas, pruebas diagnósticas y tratamientos.

Seguro médico de cuadro médico

Es el seguro que garantiza la asistencia sanitaria, bien sea completa o básica, a través de un cuadro médico conformado normalmente por una red amplia de profesionales y clínicas de primer orden.

Seguro médico con reembolso de gastos médicos

El seguro médico con reembolso se define como un seguro completo que garantiza la asistencia hospitalaria y extrahospitalaria, a través de un cuadro médico y, también, del libre acceso a otros profesionales y clínicas fuera del mismo mediante el reembolso de gastos médicos. En este caso, el cliente abona el importe de los servicios sanitarios que le serán reembolsados (de forma total o parcial, en función de lo establecido en las diferentes pólizas de salud) por su aseguradora posteriormente.

Seguro médico sin copago

El seguro de salud sin copago, bien sea básico o completo, permite hacer uso de todos los servicios médicos sin pagos adicionales a la cuota. Este seguro no solo cuida tu salud y la de los tuyos, sino que además te mantiene libre de cargos adicionales e inesperados.

Seguro médico con copago

El seguro médico con copago ofrece las mismas coberturas, pero a un precio más económico  que el seguro sin copago, asumiendo el abono de un importe establecido cada vez que se solicita una prestación (visita médica, radiografía, análisis de sangre, etc.). Se trata del seguro idóneo para las personas que prevén que no van a acudir con regularidad al médico de cabecera ni a un especialista.
Todos estos tipos de seguro tiene en común que el asegurado debe pasar por un periodo de carencia (de no utilización) en algunas de las coberturas, como medios de diagnóstico complejos, pruebas diagnósticas, tratamientos especiales y hospitalización, parto… Estos períodos varían en función de las coberturas y de la compañía de seguros.

Seguros de salud FIATC

FIATC dispone de una amplia gama de pólizas de salud que incluye todos los tipos de seguros mencionados y que se comercializan en el mercado.
  • MEDIFIATC. Completo y sin copagos. Acceso a todas las especialidades con una guía médica que incluye los mejores profesionales y centros para todo tipo de visitas, pruebas, tratamientos, intervenciones y hospitalización.
  • MEDIFIATC P5 y MEDIFIATC P15. Seguro completo con copago. Con todas las garantías de MEDIFIATC. Dos niveles de copago que permiten adaptar el seguro a los intereses del cliente.
  • MEDIFIATC DIAGONAL. Seguro completo. Incluye todas las coberturas de MEDIFIATC con acceso a las mismas a través de Clínica Diagonal sin copago, o a través de la Guía Médica FIATC con copago.
  • MEDIFIATC START. Seguro básico. Con acceso a las coberturas de MEDIFIATC, excepto aquellas que requieren servicios hospitalarios. Los 3 primeros actos médicos realizados al año por asegurado no tienen coste adicional. Los siguientes tienen un copago reducido en función del tipo de acto médico.
  • MEDIFIATC MULTI. Libertad total con reembolso de gastos. Con las garantías de MEDIFIATC para todos los centros y profesionales de la guía médica y fuera de esta en modalidad de reembolso de gastos con dos niveles distintos.
  • MEDIFIATC SELEC. Para familias con niños. Con libertad total para elegir profesionales fuera de la guía médica en ginecología y pediatría con modalidad de reembolso de gastos.