¿Qué cubren los distintos tipos de seguro de hogar?

Coberturas de los distintos tipos de seguros de hogar
El seguro de hogar tiene por objeto cubrir los imprevistos que pueden afectar a nuestra vivienda y que pueden ocasionarnos graves perjuicios. En el caso de un accidente dentro de nuestro hogar, no estar asegurados podría suponer consecuencias económicas que en muchos casos no podríamos soportar.

Tipos de cobertura en los seguros de hogar

Las coberturas que puede incluir un seguro de hogar son las siguientes:

Daños del continente

Hace referencia a aquellos daños que se produzcan en la estructura de la vivienda: techos, suelos, instalaciones de luz y agua, ventanas, etc. Cubre el coste de las reparaciones de los desperfectos ocasionados por incendio, robo, agua, etc. Cada compañía fija en las condiciones de la póliza el tipo de siniestros que incluye y las exclusiones.

Daños del contenido

Están relacionados con los daños que afecten a los bienes que se encuentran en el interior de la vivienda: muebles, lámparas, decoración, electrodomésticos, enseres personales, etc. Garantiza la reparación o reposición de los muebles y los enseres domésticos. La indemnización puede ser por el valor de nuevo, lo que costaría volver a comprar esos objetos o por el valor real, el coste de la compra descontado la depreciación por uso.

Responsabilidad civil

Tiene que ver con los daños materiales y los daños personales que se puedan producir a terceros derivados de algún daño relacionado con tu vivienda. Así, por ejemplo, si, debido a un cortocircuito, se produce un incendio en tu vivienda que se expande a la de tu vecino, la indemnización cubriría no solo los daños de tu vivienda sino también la de tu vecino. Por tanto, las indemnizaciones pueden ser muy cuantiosas y más aún, en el caso de que se produzcan lesiones en las personas. Por ello, una buena cobertura de responsabilidad civil debería ser al menos de 300.000 €.

Defensa jurídica

Cubre las reclamaciones de daños que otros hayan causado sobre tus bienes. Además, incluye defensa penal, derechos como propietario o inquilino, etc.

Tipos de seguros de hogar

Atendiendo a las coberturas, básicamente, se pueden distinguir dos tipos de seguros de hogar. 

Seguro de daños

Cubre únicamente el continente. Es el más básico porque ofrece el menor nivel de protección a la vivienda y, por tanto, también el más económico. Asimismo, es el tipo de seguro obligatorio por ley en caso de que la vivienda esté hipotecada. Es la cobertura mínima para cubrir el gasto de la hipoteca en caso de siniestro grave.

Seguro multirriesgo

Contempla tanto el continente como el contenido e incluye la responsabilidad civil a terceros. El seguro multirriesgo suele ofrecer la flexibilidad de adaptarlo a tus intereses y necesidades para contratar las coberturas que más te convengan. Recoge la mayoría de los riesgos que presenta una vivienda, pero también incluye ciertos servicios adicionales.
En general, suelen incluir:
  • Daños materiales a los bienes asegurados provocados por incendio, explosión o caída de un rayo. Se extiende también a daños provocados por humos, impactos, fenómenos atmosféricos, actos vandálicos… 
  • Daños por agua: incluye los daños materiales a los bienes asegurados por reventón rotura, escape, goteras etc., así como los gastos de localización, reparación…
  • Daños eléctricos: abarca los daños a la instalación eléctrica de la vivienda y aparatos conectados a la red por cortocircuito, caída de rayo y corriente anormal (bajada o subida de tensión de la corriente).
  • Deterioro de alimentos y medicamentos refrigerados por fallos del frigorífico o congelador.
  • Rotura de cristales: contempla los gatos de reposición, transporte y colocación de cristales, mármoles, placas vitrocerámicas, etc.
  • Robo y expoliación de los bienes asegurados, hurto del mobiliario en el interior de la vivienda y atraco en el exterior de la vivienda.
  • Pérdida de alquileres y desalojo forzoso por inhabitabilidad.
  • Restauración estética.
  • Asistencia en el hogar.
  • Defensa jurídica.
  • Responsabilidad civil.
La cobertura de asistencia en el hogar puede variar de unas compañías a otras. En el seguro de hogar de FIATC, esta cobertura incluye los siguientes servicios:
  • Gestión integral del siniestro, que significa que cuando, a causa de algún suceso cubierto por el seguro, hace falta la intervención de un profesional (cristalero, cerrajero, electricista o fontanero de urgencias...) para reparar daños materiales de tu hogar, FIATC envía los técnicos necesarios al domicilio para la reparación de daños y les paga directamente.
  • En caso de solicitud por parte del asegurado, FIATC envía al profesional a su domicilio siendo a cargo de él el pago del desplazamiento, mano de obra y piezas.
  • Cerrajería de urgencia por robo o pérdida de llaves.
  • Bricohogar o servicio de bricolaje en el hogar para realizar pequeños trabajos de instalación, mantenimiento y adecuación de la vivienda, como, por ejemplo, reparación de cisternas, montaje de muebles, colocación de cortinas, etc. (un servicio al año de 3 horas de intervención y desplazamiento).
  • Información al asegurado.
  • Orientación médica telefónica.
  • Asistencia informática y tecnológica remota y a domicilio.
  • Uso fraudulento de tarjetas de crédito y acceso de cuentas bancarias por internet (hasta el límite por siniestro y año establecido en póliza).
  • Recuperación de datos (hasta el límite por siniestro establecido en póliza).
Si tenemos en cuenta el tipo de vivienda a asegurar, en cuanto al uso al que está destinado, la tipología sería esta: seguros de hogar para vivienda habitual y para segundas residencias, así como seguros para inquilinos y arrendadores de pisos de alquiler. La diferencia entre ellos es el nivel de cobertura que necesita cada vivienda dependiendo del tiempo que se resida en ella o si se es el arrendador o inquilino de esta.